Escuela Politécnica
Primera Época
primera
Siete meses después de promulgado el decreto de fundación se abren las puertas de la Escuela Politécnica, en las instalaciones del convento de la Recolección contiguo a la Iglesia del mismo nombre que aun hoy se ubica en la esquina de la 3ra. Avenida y 2da. Calle de la zona 1, de la Ciudad de Guatemala; sus labores se inician el primero de septiembre de 1873 y desde entonces en la Casa de Estudios Militares comenzaron a formarse los Oficiales del Ejército de Guatemala, profesionales honrados, responsables y capaces.

En ese tiempo y en lo sucesivo los programas de estudio se actualizaron constantemente para que los caballeros cadetes siempre recibieran los conocimientos científicos más avanzados de su carrera, los fundamentos filosóficos y doctrinarios de la Institución Armada y a la vez las estrategias, tácticas y técnicas del arte y ciencias de la guerra. Al iniciar sus labores docentes, fue dirigido por el Comandante de Ingenieros Bernardo Garrido y Agustino, jefe de la misión militar española, que cumplió de 1873 a 1877, le sucedieron quince más, el esfuerzo docente para lograr los objetivos de la enseñanza se sustentaron en la investigación científica y comprobación práctica para proporcionar a los caballeros cadetes la capacidad analítica que les permitiera llegar a conclusiones racionales y adecuadas a la hora de afrontar problemas específicos o imprevistos, no obstante tan visionario propósito la primera época de la Escuela Politécnica se clausura el 20 de abril de 1908 a raíz de un atentado contra el presidente de ese entonces Manuel Estrada Cabrera; con una duración de 34 años, 7 meses y 19 días, fue creada por Acuerdo Gubernativo de 22 de mayo de 1872 y Decreto número 86 del 4 de febrero de 1873, emitidos por el Teniente General Justo Rufino Barrios, encargado de la presidencia y el General Miguel García Granados, Presidente de la República, respectivamente.

Artículo. 1 El colegio se denominará Escuela Politécnica.
Artículo. 2 A todos los estudiantes que ingresen se les denominará "Cadetes del Ejército".

Ingresaron 36 promociones de Caballeros Cadetes, del número 1 al 1281; de los cuales se graduaron 391. La edad para ingresar a la Escuela Politécnica según decreto No. 139 de 5 de julio de 1875, era de 13 a 16 años, tener instrucción primaria, buena salud y su permanencia era de 3 años.

Segunda Época
segundaLa luz que brilló durante 35 años no se opacó del todo, porque 4 años después, durante el gobierno del Licenciado Manuel Estrada Cabrera, el 27 de julio de 1912 se emite acuerdo de creación de la Academia Militar de Guatemala y se inaugura el 30 de julio de del mismo año, ubicándose en l a entrada y costado oriente del boulevard 30 de junio, que actualmente se conoce como avenida la Reforma zona 10.

Cinco años más tarde como consecuencia del terremoto de 1917 suspende sus actividades docentes, Inauguró sus actividades bajo la Dirección de Coronel de Estado Mayor Español ANTONIO DIAZ BENZO, El Coronel e Ingeniero SALVADOR SERRANO MUÑOZ y el General de Brigada FELIPE PEREIRA AGUIRRE.

El Coronel de Estado Mayor Antonio Díaz Benzo, jefe de la misión militar española, contratado para el efecto, ocupando el edificio que había sido construido para el Cuartel de Artillería, ubicado en el boulevard reforma.

Pasaron por sus aulas 8 promociones de Caballeros Cadetes, registrados del número 1 al 405; habiéndose graduado 104.

Tercera Época
tercaTranscurridos 3 años más, el 2 de mayo de 1920 reinicia sus actividades por acuerdo gubernativo del Presidente de la República CARLOS HERRERA, ocupando el mismo edificio de la segunda época (Avenida la Reforma) pero adoptando el nombre de la Escuela Politécnica.

Su primer Director fue el Coronel de Estado Mayor e Ingeniero Felipe Rodríguez S., caballero cadete No. 12 promoción 01 de 1873, le sucedieron en un lapso de 6 años 30 directores más. El establecimiento reanudó sus labores educativas al publicarse el Acuerdo Gubernativo de 2 de mayo de 1920, en el que se sustituye la denominación de Academia Militar por Escuela Politécnica, disposición legal tomada por el Presidente Interino, ciudadano Carlos Herrera.

Los requisitos de ingreso eran tener estudios hasta el sexto grado de primaria hasta el año 1954; en el año 1956 a la promoción que ingresa se le pidió como requisito ser Bachilleres y/o Peritos Contadores y en el año 1957 tener educación básica.

Aproximadamente a las once horas con cuarenta minutos del día sabado 18 de diciembre de 1976, en importante y emotiva ceremonia, el Presidente de la República Kjell Eugenio Laugerud García, declaró cerrado el edificio que ocupó la Escuela Politécnica durante 64 años y seis meses en la Avenida La Reforma, por algunos daños sufridos por el terremoto del 4 de febrero de referido año. Las instalaciones se volvían cada vez más pequeñas para cubrir las necesidades de los Caballeros Cadetes; esta fue trasladada a sus nuevas y actuales instalaciones en San Juan Sacatepéquez, municipio del departamento de Guatemala.

Pasaron por sus aulas desde la promoción 01 (1920) hasta la promoción 87, y se registraron los números de antiguedad desde el No. 1 al 3172.

Cuarta Época
Las actuales instalaciones de la Gloriosa y Centenaria Escuela Politécnica fueron inauguradas solemnemente el 15 de enero de 1977, principiando así la cuarta época; da inicio el año académico en sus nuevas y actuales instalaciones, localizadas en Finca "La Asunción", en el municipio de San Juan Sacatepéquez, Guatemala.

La Escuela politécnica es un Centro de Formación Militar en donde los caballeros cadetes, futuros Oficiales del Ejército de Guatemala reciben Instrucción Militar y estudios academicos necesarios para obtener el título de Oficial del Ejército, el despacho de Subteniente en cualquiera de las Armas y Servicios. Así como la oportunidad simultanea de obtener Licenciatura en Tecnología y Administración de Recursos otorgados por la Universidad Galileo de Guatemala, ésta misión se cumple proporcionando a los cadetes enseñanzas y experiencias necesarias para que se gradúen con los conocimientos, habilidades y aptitudes necesarias para su efectivo desenvolvimiento, a lo largo de su vida en el servicio militar correspondiendo con excelencia a las responsabilidades de su jerarquía en el Ejército.

La Escuela Politécnica desarrolla planes de educación y entrenamiento que persiguen objetivos básicos como, desarrollar en el futuro Oficial las cualidades físicas y habilidades indispensables para ser un Comandante de Unidad eficiente, darle preparación militar sobre los principios fundamentales de la táctica, técnica y arte de la guerra moderna. Misiones y características de todas las armas y servicios del Ejército desarrollaron más su sentido del deber y las cualidades del carácter, don de mando, integridad, lealtad y disciplina militar.
cuarta1
Otra de las funciones de la Escuela Politécnica es facilitar la comprensión del papel que corresponde a la Institución Armada en una sociedad democrática y concientizar sobrelos problemas generales de nuestro país sin interferir ni competir con otras instituciones u organismos creados para atender dichos problemas.

En el área militar el caballero cadete ofrece como carrera militar principal la de oficial del Ejército de Guatemala, preparando al caballero cadete en dos grandes áreas: profesional militar y académica liberal.

La centenaria Escuela Politécnica y su staff de profesionales especializados en diversas disciplinas de cultura e instrucción general conforman un Departamento Académico que es responsable de la formación liberal y de supervisar la ejecución del pensum de estudios de Licenciatura en la Administración de Empresas, así como coordinar con otras instituciones del nivel superior (Universidades); como ejemplo los proyectos y programas de estudio a implementarse o actualizarse paralelamente.

Un selecto grupo de oficiales instructores del Ejército de Guatemala, de alta en la Escuela Politécnica, es el responsable de transmitir los conocimientos del arte y ciencias militares, a los futuros líderes del Ejército, su vocación de maestros al servicio de la patria, sus altas normas morales y su aquilatada ética profesional militar, garantiza que son capaces de cumplir con el mandato que la Gloriosa y Centenaria Escuela Politécnica ordena.

El proceso de selección y la exigencia de los programas de estudio tanto en el área militar, como académica proporcionan al Caballero Cadete la seguridad que será un profesional práctico y teórico, su excelencia intelectual se manifestará en cualquier momento y en todo lugar por eso su madurez, tenacidad en el trabajo, capacidad de superación, inquietud intelectual y vehemente deseo de servir a la patria serán las características mínimas a exigir. También desde junio de 1997 la mujer guatemalteca tiene la brillante oportunidad de ingresar como estudiante y formarse en la Escuela Politécnica para protagonizar al igual que los varones una excelente carrera en el Alma Mater Militar y proyectarse al país con todas las características y virtudes que identifican a los que pertenecen a sus filas, esta apertura coloca a la Escuela Politécnica de Guatemala, a la vanguardia de todas la Academias Militares de Centro América y de algunas del Cono Sur y el Caribe.

Dar un vistazo a las actividades regulares de un día cualquiera en el Alma Mater Militar de Guatemala nos ilustra sobre el vigoroso impulso mental, físico y espiritual, con que estos jóvenes marcados por el destino, llenan sus vidas de fervor patriótico para desempeñarse con entusiasmo y energía, con clara firmeza y espíritu; y de saber que hoy, mañana y siempre estarán incondicionalmente al servicio de la patria contribuyendo con su formación y acciones en la construcción de una nación más sólida y progresista.

La Escuela Politécnica está preparada para seguir recibiendo en su seno a la juventud varonil o femenina, que desee prestar el servicio militar a la nación sin ninguna discriminación, por diferencia de credo, raza, color, posición social o económica, contribuyendo de manera directa a la integración de la sociedad y fortaleciendo el espíritu patriótico de nuestros jóvenes, de allí que el sistema educativo militar en que se enmarca sea congruente, filosófica y doctrinariamente con el respeto a la Constitución Política de la República, la observancia de nuestras leyes, el desarrollo integral del ser humano con el conocimiento de nuestra historia y los valores nacionales, el respeto a los derechos humanos, la identidad y derechos de los pueblos indígenas con los instrumentos internacionales, ratificados por Guatemala y las tendencias sobre el uso de la fuerza en un mundo globalizado con las demandas de la sociedad guatemalteca en cuanto al desempeño de su Ejército con la Defensa de la Soberanía Nacional, la integridad del territorio del país, los acuerdos de paz y convivencia democrática en pro del desarrollo social y económico de todos los guatemaltecos.

Estas 4 páginas brillantes de nuestra historia, explican porque la Escuela Politécnica es parte indivisible de la vida nacional, porque en los muros que la albergan siempre resuenan los ideales honor, deber, valor, lealtad, unión, virtud, ciencia y fuerza, como suprema norma de las Damas y Caballeros Cadetes y de los Oficiales del Ejército, que ya al servicio de la nación practican su pleno cumplimiento, todos los que integraron el equipo de alto nivel que en presentación del gobierno del país culminaron las negociaciones de paz con los jefes de los insurgentes.

El 29 de diciembre de 1996 se firmó el acuerdo de paz entre el gobierno de la república y la insurrección, poniendo fin al enfrentamiento armado interno donde los hijos predilectos del deber, el honor y la gloria empeñados en defender el estado de derecho, la soberanía nacional y la integridad territorial de Guatemala, derramaron su sangre generosa y algunos se adelantaron en el viaje al infinito, pero su sacrificio no fue en vano, porque señalan el camino de la victoria y nos hacen dignos y herederos de las honras y las palmas que por su ejemplo y valentía recibieron nuestros próceres martires y héroes.